22 junio 2010

Un paseo por La Alhambra, Granada

Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.

Extracto del poema Romance Sonámbulo
de Federico García Lorca, famoso poeta granadino.
publicado en su libro Romancero Gitano.

Y Sí, aquí estoy, ya llegué a donde teníamos que llegar desde que salimos de Venezuela, pero antes de hablar de Londres, que es donde estamos ahora, quería dejar una nota sobre La Alhambra.
Con más de mil años de historia, La ciudad palatina de La Alhambra, se levanta en una pequeña colina de Granada (Andalucía, España). Tal vez uno se pueda preguntar al verla de lejos, solitaria y silenciosa bajo una noche de luna, por qué vienen a verla más de dos millones de personas cada año. Al observar su sencillo exterior y sus desnudas paredes rojas, no podemos imaginar que dentro de ella se encuentran unos delicados y bellos palacios de los cuales nos cuesta vislumbrar cuáles manos y qué genio la concibió. Llenos de detalles y de secretos, Los Palacios Nazaríes que moran dentro de la muralla, llenan de deleite visual y de asombro a cualquier curioso que se de un paseo por ellos. Es gratificante ver como un pequeño lugar puede reunir a tantas personas y lograr que todas ellas se queden paralizadas ante tanta belleza. Tuve la suerte de estar ahí. Mi deseo de caminar por esa ciudadela se hizo realidad.
Mientras andaba por sus recintos rememoré el momento en el cual el deseo de visitar La Alhambra apareció en mi mente. Hace ya alrededor de diez años tomé un curso en la universidad llamado Jardín, Arte y Poesía. En él, la profesora, amante de este mágico lugar, nos habló de cómo había sido construído y de la historia alrededor de él. Desde entonces quise ir a ver esa misteriosa maravilla.
La Alhambra habla por sí sola. Al caminar alrededor de ella se oye el agua caer de innumerables rincones, pues fue pensada para aprovechar los riachuelos que vienen de la Sierra Nevada. Y el agua servía no sólo para proveer al sultán y a su séquito de su frescor, para beberla y asearse, sino para inundar de belleza sus patios, como El Patio de Los Leones y El Patio de Comares, donde múltiples reflejos tiemblan levemente y otros se muestran como espejo del palacio que parece flotar en el aire.
Siempre recordaré con cariño la profesora que me enseñó a querer La Alhambra. Un saludo para ella, que probablemente ni se imaginará los posibles legados o deseos que va dejando por ahí en sus alumnos. Los dejo con algunas fotos de la Alhambra que pude tomar con mi pequeña cámara. Quería comentar que mis imágenes no le hacen honor a su belleza. Vale la pena darse un paseo por La Alhambra, la cual dejará satisfecho al visitante que sepa apreciar la historia de esas delicadas y bien conservadas ruinas, aunque al mismo tiempo dejará una inquietud y un deseo por saber lo que callan sus paredes. Me encantaría seguir escribiendo, pero sino este post sería muy largo. Tal vez más adelante, rememorando, pueda contar otros detalles, pero como dice una inscripción en El Salón de los Embajadores de los Palacios Nazaríes: Di pocas palabras y saldrás con paz.
Un saludo!

P.D. Este post se lo dedico a mis amigos Raquel y Gabriel con quienes tuve la suerte de compartir la materia de Jardín, Arte y Poesía en la universidad. Espero que les traiga buenos recuerdos.

P.D.D Gracias por la paciencia a quienes me siguen! Pero esto de moverse por el mundo no está fácil! :)

La Alhambra

El Albaizin - Granada

La Alhambra

La Alhambra

La Alhambra

La Alhambra

Alhambra

La Alhambra

8 comentarios:

Lyn dijo...

Hermoso lugar, pues si tus fotos no muestran toda su belleza, es porq vale millones estar alli. Es super eso de experimentar por completo las palabras de otros. Los maestros sin duda son personas muy importantes en el andar de uno.
Un abrazo.

Vane G. dijo...

Siempre he deseado conocer La Alhambra. Y ahora, despues de leer tu post, mucho mas!
Que bueno que apareces, Ale. POr lo visto, las cosas se van encaminando, no? Como van los animos?
Que materia tan hermosa de la que hablas. En que universidad de VzlA estudiaste?
Escribes muy bien. En serio que este post me ha dejado con ganas de agarrar el primer avion para Granada.
Te mando un abrazo

AleP (Alejandra Click) dijo...

Que bien que te gustaron las fotos, pero, es cierto eso de que mis imágenes no muestran lo que La Alhambra es! Vale mucho la pena ir hasta allá y más si uno se empapa de la historia de ella. Y Granada también es muy bonita. Y como dices, he tenido varios maestros que han dejado en mí una huella y que muchas de las cosas que disfruto se los debo a ellos. Un abrazo.

Vane:
Ojalá entonces La Alhambra se cruce en tu camino y así aprovechas y conoces Granada, que como le dije a Lyn, es muy linda también.
Y bueno, ya nos estamos instalando por aquí, al menos por un tiempo (aunque nunca se sabe).
Y bueno, esa nostalgia me viene y me va. Sobretodo al pensar en el futuro, pues si llego a tener hijos siento que vivirán lejos de toda la familia. Pero siempre que deseo regresar concluyo que lo mejor es estar fuera por un buen tiempo (al menos para mí), por las oportunidades que veo aquí, por la tranquilidad de saber que estoy en un país estable y porque quiero cambiar aspectos de mi vida profesional y aquí me parece más viable. Desearía que Venezuela se arreglara pero en dos meses que tengo afuera siento que ha empeorado. Parece que llevará tiempo que nuestro país mejore. Y bueno, mientras espero disfrutar de Londres.
Estudié Ingeniería en la USB pero me encantan las cosas humanistas. Y gracias por decir que escribo bien! viniendo de una letrada es todo un honor! Dsifruto de escribir, es rico!
Un abrazo igual.

Koalita. dijo...

Amiga, que sitio tan hermoso. Acabo de enterarme que estás en Londres, estoy ansiosa por leer sus anecdotas, vivencias, etc desde la tierra del Big Ben, porque para allá me voy! Un beso y que sigan los éxitos :)

Tu amiga, koalita.

Raquel dijo...

Guao, Ale!
Qué fotos tan hermosas! ¿Cómo olvidar a la profesora María Luisa cuando narraba las historias detrás de La Alhambra (entre otras maravillas arquitectónicas) cuando estábamos cursando aquella electiva en la universidad?
Qué maravilla que hayas tenido la dicha de visitar personalmente ese bello rincón del planeta, que tus sentidos se hayan despertado cada vez que rememorabas cualquiera de las imágenes que veíamos en clase, y que ahora has palpado "in situ"! Sí, es claro que la vida se compone de recuerdos a lo largo de toda nuestra vida!

Tienes razón; desafortunadamente Venezuela está más "despeinada" que nunca; se ha sentido eso este último par de meses, en particular. Ojalá las cosas tomararan un giro por acá, que tanto se necesita, pero mientras eso sucediera, lo mejor que puede hacer quien apunta hacia otros destinos, es echar raíces junto a los suyos en su nuevo hogar, sin volver la vista demasiado hacia el pasado, sino hacia lo mejor que está por construirse: el futuro. Lo estás haciendo muy bien, Ale! Todo va a salir bien, verás que sí!

A disfrutar a lo grande la tierra de mi amado-idolatrado Charles Dickens, quien en vida fuera amigo de Edgar A. Poe (Edgar, a poet) :-D
Un gran abrazo,
Raquel

Cristina dijo...

Preciosa descripción, no blogeo mucho pero tu entrada me llamó la atención, ya que se trata de mi tierra.... aunque ahora vivo en Cadiz , soy Granaina, todas las vacaciones las pasabamos con las abuelas, tios y primos que allí se quedaron y la carrera me la pasé en un piso que tenemos...he ido unas cuantas veces a la Alhambra, hasta algo tan bello se hace familiar y pierde algo de encanto cuando se convierte en cotidiano, visto desde tu perspectiva recupero la sensación de embrujo que rodea ese lugar, me ha gustado leerte.un beso.

AleP (Alejandra Click) dijo...

Raquel! Finalmente paso por aquí a dejarte un comentario. Y sí, me acordé mucho de la profesora María Luisa (no recordaba su nombre!) y de ustedes. Fue muy significativo para mí visitar La Alhambra. Fue como marcar de una lista imaginaria una de las cosas pendientes por hacer en el mundo. Y Raquel, me acuerdo mucho de tí cuando paseo por Londres, por Charles Dickens. Me encanta esta ciudad, es super linda. Cada día la voy conociendo más, poco a poco. Fui a la biblioteca local y me acordé de tí. Era muy linda y eso que es básica. Quiero ir a la biblioteca británica, ya te contaré. Creo que la ocupación de bibliotecaria debe de ser bonita.
Espero visitar el museo de Charles Dickens más adelante. Por ahora estamos haciendo las cosas gratuitas de Londres y disfrutando del clima. Un abrazote Raquel! Seguimos hablando...


Y Cristina:
Qué rico lo que cuentas de Granada. Es una ciudad preciosa, la disfruté mucho.. Y bueno, caminar por La Alhambra casi me deja sin palabras. Y sí, recuerdo que estabas en Cadiz. Y yo también crecí con un familión en Venezuela. Ellos se quedaro allá. Los recuerdo mucho, pero por los momentos estoy feliz aquí. Cómo van tus deseos de irte a otro lado?
Me alegra que te hayan gustado mis palabras!
Un abrazo.
Alejandra

Cristina dijo...

Hola Alejandra, ¡que envidia me dan tus andaduras!, mis ganas de irme siguen igual, pero no creo que se hagan realidad por ahora, las circustancias no acompañan, y yo soy de las que solo cree en el presente, así que me conformo con anhelarlo... y leerte jeje
besitos