04 noviembre 2010

Hay a quienes no les gusta

Vengo de leer este post que me ha fascinado por la descripción que su autora, Vicky, hace de Londres. Ella ve la ciudad como yo y la describe perfectamente como es en verano. Siempre me pregunto, cuando camino por ahí exclamando un ¡guao!, pero ¿a quién puede no gustarle Londres? Bueno, les cuento que a mí me tomó un tiempo enamorarme de ella. Pero soy detallista y sus detalles me han seducido.

Calabacitas

El fin de semana pasado, como saben, fue Halloween, así que H y yo nos enfilamos en la noche al centro de Londres y caímos en Leicester Square. Caminando entre los zombis ensangrentados, que arrastraban sus pies y viendo pasar, en pleno corazón de la ciudad (Picadilly Circus), una ráfaga de muertos vivientes, pero esta vez patinadores, nos dirigimos a la tienda Fortnum & Mason, que tiene 300 años de antiguedad, para conocerla y deleitarnos con sus bombones y chocolates, pasteles, café de grano, tés, biscuits, pasteles de boda (por favor, no dejen de verlos. Eso sí, traten de no ver los precios). Lo curioso es que la tienda no brilla de lo nuevo y es una opulencia muy europea.

Entré porque sus vitrinas me llamaban la atención, todas decoradas con motivos de Halloween y colores otoñales y también porque quería ver si vendían los macarons, para comprarlos en algún momento. Me imaginé que debía de ser una tienda muy vieja y muy inglesa, uno de esos rincones de Londres, que no salen en las guías turísticas que reparten en las esquinas. Y así fue. La tienda está en un edificio muy antiguo, con decoraciones en bronce y en su fachada hay un reloj que hace sonar sus campanitas cada hora y en ese momento salen unos muñequitos que se mueven. ¡El edificio parece una casa de muñecas! Aunque es posible que a muchas personas les pase por desapercibido. Si quieres puedes ver unos videos de la tienda aquí y aquí.

Yo salí con una sonrisa en los labios (aunque no compré nada) y transportada a otra época (pues es lo que la tienda logra) y en eso me encuentro con un chico que estudió en la misma universidad que yo, muy simpático por cierto, quien paseaba con su novia:

- Hola! Qué tal?
- Oye, que sorpresa!
- Si vale!
- Y cómo estás? Están de paseo? - pregunto yo.
- Sí, nos regresamos en diciembre. Mi hermana vive aquí - me dice el chico simpático y alegre.
- Ah que bien! Y qué les parece? ¡A mí me encanta estar aquí! (digo yo mientras pienso en los museos, el Támesis, los parques, la historia, la arquitectura de Londres, la multiculturalidad, los restaurantes, los festivales, los fuegos artificiales, el suplicio de salir una noche en Caracas, donde es imposible caminar de noche a ver tiendas y en las burradas del presidente de Venezuela)
La novia arruga la cara de manera muy despectiva y dice:
- Normaaal.... normaal....
- Ok, ok - digo yo (mientras pienso: bueno tal vez ellos creían que esto era como Orlando en USA, donde todo es nuevo y resplandeciente y que igual disfruto, pero es muy distinto a esto donde todo luce desgastado. Y sigo pensando: ¿será que idealizaron mucho a Londres? Bueno, Londres es un poco caótico, es un pelín sucio, somos un gentío aquí y a veces estamos amuñuñados. Y sigo pensando: Londres no es sólo Picadilly Circus. ¿Habrán salido del centro de Londres a ver otra cosa, para tener una imagen más amplia de la ciudad? ¿Habrán ido por ejemplo a Richmond a beber de esa tranquilidad?).

Nos despedimos y H y yo seguimos caminando, para dirigirnos al barrio chino, a comprar té de jazmín (que resultó muy rico por cierto) y luego terminamos la noche comiendo en un restaurante vietnamita. Los spring roll estaban bien buenos, mmm. Una noche otoñal sabrosita. Y sí, hay gente a quienes no les gusta esta ciudad.

The warmest lit


8 comentarios:

Koalita. dijo...

Amiga que sensación tan tranquilizante debe ser poder caminar, observar cosas hermosas, etc... Que sana envidia Alejandra, de verdad que si!!!!

Taty dijo...

Yo no he ido a esa tienda, lo anoto para mi proxima ida a la City!!!. Y que rico que lo pasaron bien, y recuerda..."quien se aburre de Londres se aburre de la vida" jajaj!

besos

AleP (Alejandra Click) dijo...

Koalita! Hablo mucho de eso de caminar, pero es que siempre lo pienso! Ya verás que cuando te vayas a Australia igual disfrutarás de esos detalles. :)

Sí Taty! Es bella. Tiene muchos detallitos. Si puedes lleva a tu suegra que le va a encantar.
Y yo también pienso así! Aquí hay demasiado por hacer, con o sin nostalgia! ;)

Gigi dijo...

Hola Ale, yo tenia dudas sobre irme a Londres pero con tus fotos y tus narrativas, lo que me provoca es agarrar el avión YA!

Saludos!

Mar dijo...

Que hermoso todo, espero algún día poder conocer todos esos espectaculos..

Éxitos y saludos

♥ Patty dijo...

Ya te dije que cada ves que escribes siento que estubiera alli. Hay que se me antojoron los rolls. Lo bueno que NZ tienen muchas cosas como los dulces de de alla. Es mas hay una tienda a una hora de donde vivo que ventend las golosinas y todas esas cosas q me engordana.

Como no enamorarse de Londres!!!

Anónimo dijo...

Eso de H me suena a superheroe de comics, suena bien. "Solo H podra salvarnos"

Ya compraste el colchon inflable que usare cuando te visite? Quiero conocer Londres.

Capt. O'Hare

AleP (Alejandra Click) dijo...

Hola Gigi! Me alegro que te gusten mis historias londinenses. Si te decides por Londres, investiga mucho antes de venirte. Averigua precios de la comida, habitaciones o apartamentos, trabajos, visas, inseguridad y así cuando llegues te agarrarán pocas cosas de sorpresa. Siendo realista, lo que más me gusta es que las cosas funcionan dentro de parámetros normales para mí y es bastante ordenado dentro de lo caótico. Te deseo mucha suerte!

Mar, espero que lo puedas conocer pronto! Aquí estará esta ciudad esperándote. ;) Mucho éxito para tí también!

Patty, gracias por tus palabras! porque me haces ver que lo que escribo tiene coherencia. A veces me pregunto si redacté bien, así que tu comentario me ayuda! Espero conocer NZ en algún momento porque sus paisajes lucen espectaculares en el cine. La vida allá debe de ser muy calmada. Y como dices, esos dulcitos son peligrosos para las caderas, jajaja!

Capt. O'Hare... H, jejejeje...
Te contaré luego sus aventuras en el trabajo... Por cierto que no he visto el video. Hoy lo veo. Lígala que nos quedemos! El próximo año deberíamos tener el espacio para las visitas de alguna forma! A ver si tu papá vienen también...